Eres un adicto a las pantallas y no lo sabes

Televisor, móvil y ordenador enmarcan la vida diaria de adultos, niños y adolescentes mucho más de lo que creemos.
Martín Iraola -
Eres un adicto a las pantallas y no lo sabes
Eres un adicto a las pantallas y no lo sabes

3 de cada 5 españoles afirman utilizar los 3 dispositivos a la vez un par de horas al día, preferentemente por la noche y en casa. Es lo que se conoce como generación multimedia o nativos digitales. Individuos que utilizan diferentes tipos de tecnología al mismo tiempo: mientras se ve la televisión, se habla por el móvil o se escucha música por el ordenador.

Padres preocupados

Según Verónica Rodríguez Orellana, terapeuta y Directora de Coaching Club, “Esta subordinación al mundo tecnológico preocupa a muchos padres, que consideran incidirá negativamente en el rendimiento escolar de los hijos”.

Sin embargo, no existen estudios que ratifiquen o corroboren esta negativa repercusión, tal vez porque resulta un suceso novedoso, y no podemos asegurar que si un niño se acostumbra a utilizar varios gadgets a la vez que estudia vaya necesariamente a suspender en la escuela o siquiera va a aminorar su rendimiento.

“Las cosas han cambiado y los jóvenes de ahora tienen un modo distinto de aprender, de relacionarse con el entorno; en suma, de concebir el mundo explica la Directora de Coaching Club.

Anticípate al problema

Aunque la adicción a Internet y dispositivos digitales no está todavía contemplada en la última versión del Manual de Diagnóstico y Tratamiento de los Trastornos Mentales, sí es cierto que existe una preocupación creciente al respecto.

Existen estudios realizados en varios países que resaltan un incremento insoslayable de tal adicción o del uso compulsivo de los móviles y de sus aplicaciones hasta cifrar en 176 millones los usuarios con este tipo de dependencia.

Para evitar disgustos, anticípate a tu adicción. Estos son algunos de los síntomas que lo delatan:

1. Cuando la ansiedad comienza a ser evidente, acusada y persistente, generando una necesidad imperiosa de tener que revisar una y otra vez el móvil o la tablet, utilizar una determinada app o un absorbente juego.

2. Cuando sentimos que la utilización del móvil o la tablet regula y condiciona de tal modo el funcionamiento de nuestra vida que comenzamos a tener problemas de tipo laboral, socio-afectivos e incluso de salud, motivados -por ejemplo- por restar horas al descanso.

3. Cuando nos encontramos enojados, exasperados y angustiados si no logramos conectar, falla el wifi, no funciona la app requerida o se corta la conexión.

4. Cuando empezamos a sentir problemas de salud tales como irritabilidad en los ojos, molestias y contracturas en la espalda asociados a una mala postura o a un exceso de horas en idéntica posición, dolores de cabeza, etc.

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...