Los desnatados no adelgazan

Y tampoco previenen los ataques al corazón ni la diabetes.
Xan Pita -
Los desnatados no adelgazan
Los desnatados no adelgazan

Seguro que has escuchado la frase más de una vez: si quieres adelgazar no tomes lácteos enteros. Pues resulta que el dogma se ha puesto en duda. Y de la manera más fiable: científicamente. Un análisis de 25 estudios editado en la publicación especializada European Journal of Nutrition ha llegado a la conclusión de que Las personas que toman lácteos enteros no tienen mayor riesgo cardiovascular ni de diabetes tipo 2 que los que toman lácteos desnatados.

Mejor control

Y eso no es todo. Según el doctor Mario Kratz, principal investigador del estudio, los productos enteros pueden ser incluso mejores a la hora de controlar las subidas de peso. “No hemos encontrado un solo estudio que sugiera que los lácteos desnatados ayudan a perder peso o sean más saludables”, declara Kratz. “De los 25 estudios revisados, 18 dieron menos riesgo de obesidad con los lácteos enteros”.

Un viejo conocido

No es la primera vez que se ponen en duda las supuestas bondades de los productos desnatados. Ya en 2013 se hacían públicos los llamativos resultados de un estudio publicado en Scandinavian Journal of Primary Health Care. El trabajo analizó la evolución de más de 1.500 adultos y llegó a la conclusión de que aquellos que consumían mantequilla, leche entera y nata tenían menos riesgo de obesidad que los que evitaban la grasa de los lácteos.

Las conclusiones de los científicos fueron clarísimas. “La evidencia no apoya aquella hipótesis que afirma que la grasa láctea o que los lácteos con alto contenido graso contribuyan al aumento de la obesidad o al del riesgo cardiometabólico”, afirmaron los científicos. “Sin embargo, los datos sí que sugieren que el consumo de lácteos con alto contenido graso se asocia de forma inversa con el riesgo de obesidad”.

Consejo MH

Entonces, ¿qué hacer? Primero, aceptar la realidad. Cada vez hay más evidencias de que consumir al menos tres raciones diarias de productos lácteos ricos en calcio puede ayudar a deshacerte de la grasa. Investigadores de la Universidad de Tennessee (EE.UU) hallaron que la gente que hacía justo eso -tomar 1200 mg de calcio diario- tenían un 60% menos de probabilidad de sufrir sobrepeso, en comparación con quienes consumían menos calcio. Un estudio publicado en Molecular Systems Biology apuntaba a que las bacterias del yogur podrían también reducir la cantidad de grasa absorbida durante la digestión.

Nuestra recomendación: si adoras el queso y los yogures, come al menos tres raciones al día. O sólo yogur: otro estudio encontró que la gente que recortaba 2100kJ por día y añadía tres raciones diarias de yogur perdieron un 81% más de grasa en el abdomen a lo largo de 12 semanas que aquellos que no comían yogur. (Pero presta atención a las marcas y azúcares añadidos).

Quédate con esta receta: toma una taza de leche en el desayuno, 40g de queso en la comida y una taza de yogur griego en la merienda, cada día.

Y si te van los dulces, échale aquí mismo un vistazo a la receta de la tarta de queso más saludable del mundo.

Te recomendamos

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Ha llegado la hora de ponerle fin al problema y optar por el microinjerto capilar en ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...