Aprende de tus errores

No importan quién seas o cuánto dinero tengas. Todos cometemos errores. Y la última ceremonia de los Oscars lo ha puesto dolorosamente de manifiesto
Martín Iraola -
Aprende de tus errores
Aprende de tus errores

Sin duda será lo más comentado tras la ceremonia de los Oscar. Los veteranos Warren Beatty y Faye Dunaway anunciaron por error La La Land, cuando en realidad la película ganadora era Moonlight. Y aunque todo se aclaró ridículamente a los pocos minutos, el gran patinazo ya estaba ahí, algo increíble en una ceremonia con 48 millones de dólares de presupuesto.

Pero todos somos humanos y de hecho, nuestra vida está hecha de errores y aciertos. Errores en el gym, errores al volante, errores con la dieta,  errores a la hora de practicar sexo, o incluso cometemos errores cuando escogemos ropa interior. Así que la mejor moraleja que podemos sacar es que siempre se puede aprender de los errores.

Sácale partido

Pero hasta de los errores uno puede aprovecharse. Así lo pone de manifiesto un estudio publicado en la revista Psychology and Aging. Según los científicos, a medida que envejecemos nuestro cerebro aprende mejor de los errores que de los aciertos.  

Los experimentos realizados en el estudio con sujetos de 20 a 70 años de edad revelan que la diferencia de resultados entre ambos métodos de aprendizaje es 2,5 veces más pronunciada en adultos de edad avanzada que en jóvenes.

En dos pruebas distintas, los científicos del Instituto de Investigación Rotman Baycrest de Toronto (Canadá) compararon los resultados de ejercicios de memoria realizados por 45 adultos veinteañeros con los de 45 adultos mayores con una edad media de 70 años.

Los investigadores utilizaron dos métodos de aprendizaje distintos. El primero era un aprendizaje pasivo: se les pedía a los participantes que recordaran una categoría (flor) y una palabra relacionada con dicha categoría (rosa).

El siguiente método consistía en aprendizaje a partir de errores. A los participantes se les facilitaba tan solo la categoría y a partir de ahí debían adivinar la palabra. 

Mejor con lo difícil

El segundo método arrojó mejores resultados. Al parecer, aprender de la manera más complicada resulta ser un método más efectivo. “Hemos descubierto que los errores pueden ser muy beneficiosos para el proceso de aprendizaje”, asegura Andree-Ann Cyr, la principal investigadora del estudio.

Conclusión: el cerebro funciona mejor cuando se tiene que esforzar para buscar las respuestas correcta en un mar de errores.

Por cierto, también comentemos un buen puñado de errores a la hora de entrenar.

 

 

Te recomendamos

La lista negra de lo que nos esperan en las estanterías del "súper"...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...